El Gobierno admite ante la Justicia que conocía el peligro de la «epidemia» mes y medio antes del 8-M