El Gobierno se protegió del coronavirus una semana antes de proteger a los españoles